Si lo que buscas es un sesudo análisis de lo que va a ocurrir el año que viene en el mundo del marketing, esto no es lo que buscas. Si quieres un mero refrito de cuatro chorradas y lugares comunes aparecidos en otros blogs, tampoco.

Esto es, simplemente, lo que creo que va a pasar en 2015 en términos de marketing (algunos dirán de marketing digital) porque, en realidad, ya está ocurriendo hoy, así que no es una predicción tanto como la mera observación del presente:

  • Veremos una explosión de wearables, espoleados por el lanzamiento del iWatch. Aprovechar o no ese incremento es responsabilidad de los marketeros. El dispositivo wearable, aun con capacidades limitadas por su hardware, acompaña al usuario de forma más constante y más íntima que el propio teléfono.
  • En las redes y medios sociales, seguirá el declive del alcance orgánico, lo que conllevará el crecimiento de la amplificación pagada. Además, aumentará la actividad “privada” de los usuarios de redes sociales, que tenderán a compartir menos contenidos en público y harán un uso más intenso de WhatsApp, SnapChat y otras opciones similares.
  • Las marcas profundizarán, todavía más, en sus estrategias de contenidos de marketing, avanzando por el camino de todas las empresas a convertirse en medios de comunicación.
  • Veremos mejoras considerables en marketing móvil, de la mano de la compra programática para móvil y del mayor uso de geovallas y beacons.
  • Contratar un Community Manager jocoso se convertirá en moda. Antes del verano, estaremos ya hartos y las marcas se darán cuenta de que si tu marca no se identifica con el cachondeo, tener un CM cachondo no aporta nada.

Y a esa mera observación del presente le tengo que sumar una apuesta arriesgada: en 2015 veremos el cierre de Google+ o, mejor dicho, su profunda reconversión en otra cosa.