Etiquetasmartphones

Características >> Capacidades >> Funciones

Esta semana, Apple ha presentado sus nuevos terminales iPhone 8 y iPhone X. Como de costumbre tras cada presentación de Apple, se ha elevado un coro de voces críticas con los nuevos productos. Que si eso ya lo hace Samsung desde hace años, que si la diferencia con el modelo anterior no es tan grande, etc.

Soy ya demasiado viejo para caer en la trampa de una discusión online acerca de si “Apple bien” o “Apple caca”. No es fácil desarrollar en Twitter o Facebook que si Apple vende tanto no es gracias a ser el principal referente tecnológico: esa no es su posición en el mercado (y ya es hora de que algunos se enteren, porque lleva dos décadas sin serlo).

Desde la perspectiva de la marca Apple, la noticia no es que por fin haya un dispositivo en el mercado con pantalla OLED (otros las tienen desde hace años), sino que por fin hay un iPhone con pantalla OLED. Analiza la diferencia.

Vale, ya lo dejo, que si no acabo hablando solo de Apple y no venía a eso.

A lo que iba

Estas discusiones y reacciones a los nuevos modelos de la marca me suelen recordar que, demasiado a menudo, confundimos e intercambiamos a lo loco tres términos cuyas diferencias son muy relevantes en gestión de productos y en marketing: características, capacidades y funciones.

Seguir leyendo

Plague: una app para infectar el mundo con contenidos virales

Plague es una app que apuesta por una forma de compartir contenidos (texto, imagen, vídeo o enlace) distinta a lo que encontramos habitualmente en las redes sociales.

El punto de partida más común en las redes y medios sociales es la creación de una red de “contactos” (o amigos o seguidores o el nombre que se le dé en cada caso). Cuanto más extensa sea tu red de contactos, más probable es que lo que en ella compartes acabe siendo visto por un número elevado de personas. En Plague, sin embargo, no existe la posibilidad de crear ese “séquito” de seguidores o contactos. Todo contenido compartido por cualquier usuario cuenta, en un primer momento, con las mismas probabilidades de acabar “viralizándose”.

Además, la geolocalización de los usuarios es fundamental en Plague: cada contenido que compartimos es difundido a otros tres usuarios físicamente cercanos a ti que, a su vez, elegirán si ignorar ese contenido o si se lo enviarán a otros cuatro usuarios. Cada grupo de usuarios es elegido por su cercanía física con quien difunde el contenido y no hay forma de enviar algo a un usuario concreto. A medida que aumenta tu “índice de infección”, aumenta también el número de usuarios a los que se les envía lo que difundes. Seguir leyendo

¿Aplicación nativa o web móvil? Una disyuntiva que, en realidad, no existe

Desde que comenzaron a proliferar los dispositivos móviles, el principal debate al que se ha enfrentado toda compañía al plantear su estrategia móvil es si abordar la creación de aplicaciones móviles (apps) o limitarse a tener un sitio web móvil completamente adaptado. En realidad, esas alternativas son una falacia, puesto que no cabe decidir, sin más, entre unas y otras.

A estas alturas del juego, a nadie se le debería escapar que las apps juegan un papel distinto del que juegan las webs móviles. Y esa diferencia no está tan relacionada con las capacidades técnicas de unas y de otras, como muchas veces se nos hace creer, sino en lo que podemos hacer con unas y otras: Seguir leyendo

ASO es SEO para apps

ASO son las siglas de Application Store Optimization, es decir, las técnicas que permiten optimizar la posición de las apps que se publican en los markets de las principales plataformas móviles, como el App Store de Apple o Google Play. Es, por tanto, similar al SEO, pero aplicado a un entorno mucho más concreto y restringido, donde jugamos con un menor grado de libertad y posibilidades.

La importancia de las técnicas de ASO, por limitadas que estén, se pone de manifiesto al comprobar que la inmensa mayoría de las aplicaciones existentes en los principales markets no se descargan NUNCA. Resulta ridículo invertir tiempo, dinero e ilusión en la creación de una app y que ésta fracase de forma tan estrepitosa.

Mientras el mundo del SEO es rico en herramientas, técnicas y posibilidades, el del ASO se limita a unas pocas prácticas de sentido común que podemos resumir de esta forma: Seguir leyendo

© 2018 Manuel Delgado Tenorio

Subir ↑