Etiquetamarcas

Brand safety, my ass

En TechCrunch nos cuentan la última metedura de pata sobre “Brand Safety” en YouTube.

Resulta que el gigante del vídeo falla más que una escopeta de feria al detectar y eliminar comentarios obscenos en vídeos dirigidos al público infantil. Unas pocas marcas como Adidas, Deutsche Bank o Lidl han parado su publicidad en la plataforma.

Este sólo es el n-ésimo escándalo de este tipo y podemos estar seguros de que no será el último.

Pero, incluso aunque lo políticamente correcto es decir que la “brand safety” es una prioridad para anunciantes y agencias (los de Gartner dicen exactamente eso aquí y yo mismo me hice eco de un artículo en esa línea en la newsletter de la semana pasada), no me lo termino de creer. Seguir leyendo

¿Qué es el SIM Score? Midiendo tu actividad en medios sociales

El SIM Score es una medida del sentimiento del mercado hacia tu marca, comparado con el sentimiento global hacia las marcas de tu sector. Su nombre significa, sencillamente, “puntuación de la influencia en medios sociales” (Social Influence Measurement Score).

Probablemente, es poco afortunada la inclusión del término “influencia” en su nombre, pues nos lleva a pensar en otros conceptos, como los cubiertos por herramientas como Klout, PeerIndex o Kred. Con el SIM Score no intentamos medir la capacidad de nuestra marca para influir, sino evaluar si estamos por detrás, a la par, o por delante del mercado en términos del sentimiento general registrado.

Se calcula así: Seguir leyendo

12 pensamientos sobre las marcas B2B

En un entorno en el que la mayoría aún confunde “marca” con “logotipo”, no debería extrañarnos que abunden los negocios B2B que no prestan la debida atención a sus esfuerzos de branding. Desgraciadamente, esto ni siquiera es una cuestión de “PYME vs. gran empresa”, pues son muchas las organizaciones de tamaño considerable que ignoran los beneficios que se pueden desprender de una marca sólida, coherente y diferencial.

Una marca B2B debe ser capaz de representar y de reunir todos los elementos que conforman la organización y, al mismo tiempo, ha de demostrar por qué el resultado de sumar todos esos elementos es único, distinto y preferible por encima del resto de jugadores del mercado. Lograr esos dos objetivos no es sencillo ni rápido, pero las dificultades no deben impedirnos comenzar a andar el camino: los beneficios de contar con una marca sólida y coherente se dejan ver tanto en nuestra relación con el mercado como con otros stakeholders, como nuestros propios empleados. Seguir leyendo