Primera Ley del Consumidor de Marketing de Contenidos:

Desconfía del valor y la exactitud de lo creado por quien necesita crear contenidos para construir su marca.

Los contenidos de marketing sólo reflejan nuestro programa comercial. No son una visión centrada y meditada sobre un tema, sino la visión de ese tema que se te quiere transmitir.