Everything from:Artículos

Para quienes me conocen personalmente o estamos conectados a través de TwitterFacebook LinkedIn, no es ninguna novedad lo que voy a decir. El pasado lunes, me incorporé a atSistemas, como responsable de las funciones de Desarrollo de Negocio, Marketing y Comunicación.

Este cambio se produce tras pasar cuatro años y medio en SICE, desempeñando roles diversos pero siempre relacionados con la comercialización y/o implantación de tecnología (peajes electrónicos free-flow, sistemas de backoffice, gestión de contenidos, etcétera).

Mi entrada en atSistemas me supone un gran reto en dos dimensiones distintas. Por un lado, porque es la primera vez que me dedicaré, en exclusiva, a las áreas de marketing y comunicación, aunque estas funciones siempre hayan estado presentes en mi carrera profesional en mayor o menor medida. Además, porque las características de la empresa y su situación actual, con un marcado crecimiento sostenido a pesar de la crisis, exigen de estas áreas resultados excepcionales, a la par con el buen trabajo que el resto de funciones han realizado a lo largo de los últimos años.Sigue leyendo el artículo…

Una Content Delivery Network (CDN o, en español, una “Red de distribución de contenido”) es un conjunto de servidores que contienen copias de una misma serie de contenidos (imágenes, vídeos, documentos, …) y que están ubicados en puntos diversos de una red para poder servir sus contenidos de manera más eficiente.

Básicamente, esa mayor eficiencia se consigue mediante el balanceo de carga entre los servidores que forman parte del sistema y por su capacidad para servir los contenidos desde el servidor más cercano a cada cliente. El artículo Content Delivery Network en la Wikipedia contiene una explicación técnica detallada.

¿Para qué sirve una CDN?

En general, se usan las Content Delivery Networks para albergar y distribuir los contenidos estáticos de un sitio web (imágenes, documentos, …) pero también para la distribución de los contenidos principales de una web (las páginas web propiamente dichas) u otros medios como el vídeo en streaming. En cualquier caso, el objetivo básico que se persigue es siempre el mismo: hacer más eficiente y fiable la distribución de esos contenidos, mediante la eliminación de cuellos de botella y la cercanía al usuario. Además, la CDNs suelen ser gestionadas por terceros, lo que permite a las empresas desentenderse de su creación y mantenimiento, encargándose de eso aquellos cuyo negocio es, específicamente, la distribución de contenidos.Sigue leyendo el artículo…

La Defense Acquisition University ha publicado una plantilla que contiene las fórmulas, conceptos y acrónimos básicos de la técnica Earned Value Management (EVM), el método más extendido para la medición del progreso de proyectos. Si te dedicas a la gestión de proyectos y aplicas EVM o, más habitualmente, si estás preparando el examen de certificación PMP del Project Management Institute, esta plantilla puede serte de gran ayuda.

Earned Value Management

Quizás, en lugar de usarla directamente, merece la pena usarla como base para una “chuleta” personalizada, aplicada a tus intereses y que no incluya las referencias específicas a conceptos que se usan en el Departamento de Defensa de EEUU y que tú, probablemente, no usas en tus proyectos.

Si no sabes de qué estoy hablando pero te interesa empezar a conocer una técnica que permite medir el alcance, los plazos y el coste de un proyecto para identificar desviaciones indeseadas, puedes empezar por el artículo de la Wikipedia sobre Earned Value Management, que te dará una idea de si EVM es lo que necesitas aplicar en tus proyectos.

Y, por cierto, si quieres saber más sobre la certificación PMP, te recomiendo que leas este artículo sobre los requisitos que debes cumplir para poder presentarte al PMP y este otro con consejos para preparar el examen del PMP.

Todos compartimos, de manera intuitiva, la idea de que el cortoplacismo es negativo en el largo plazo. Ahora contamos, además, con un estudio de la Harvard Business School (aunque aún es un working paper) que demuestra cómo el cortoplacismo, superado un determinado punto, lleva al desastre. Advertencia: las matemáticas y la ciencia económica pueden hacer que más de un gestor se avergüence de sus decisiones.

El trabajo de Nelson P. Repenning y Rebecca M. Henderson muestra un modelo que representa la relación entre las decisiones cortoplacistas para conseguir los objetivos y la capacidad (capability) de una empresa para lograr ventajas competitivas en el largo plazo. Concretamente, este estudio revela que es posible identificar un umbral a partir del cual la concentración en los resultados a corto plazo hace disminuir la capacidad, con lo que la empresa comienza un “camino hacia el fracaso”.

Pero… ¿qué es cortoplacismo?

Pongámonos de acuerdo, antes de continuar, en una definición de cortoplacismo. Esto es importante porque la etiqueta cortoplacista puede usarse con fines peyorativos para designar decisiones que, aun erróneas, no tienen por qué entrar realmente en esta categoría. Una definición de mi cosecha pero que encaja en el marco del trabajo de Repenning y Henderson podría ser:Sigue leyendo el artículo…

Los libros de divulgación científica suelen decepcionarme. The Drunkard’s Walk es una contundente excepción. Subtitulado “Cómo el azar domina nuestras vidas”, se trata de un ameno paseo por la historia de la estadística y la probabilidad, con aplicación directa en nuestra vida diaria.

Leonard Mlodinow dedica las páginas de The Drunkard’s Walk (unos 7 euros en formato Kindle) a desmontar una serie de ideas erróneas comúnmente asentadas en la mente de muchos de nosotros. Los seres humanos, desgraciadamente, no estamos especialmente preparados para apreciar, de forma intuitiva, los efectos del azar a nuestro alrededor, sino que tendemos a reconocer patrones allá donde no existen y a sacar conclusiones basándonos en esa ilusión.

Mlodinow intercala su recorrido por la historia de las matemáticas con multitud de ejemplos actuales, bien caracterizados y referenciados, que sirven para ilustrar con contundencia por qué, en lo referente al azar, las apariencias suelen engañarnos. Sus explicaciones matemáticas son precisas, aunque no difíciles, gracias al esfuerzo del autor por sentar bien las bases conceptuales.Sigue leyendo el artículo…

Hace ya algún tiempo, escribí una entrada llamada “Construir una CMDB paso a paso“, en la que hablaba del libro “Step-by-Step Guide to Building a CMDB”, publicado por BMC Software.

Con la publicación de ITIL v3, la gente de BMC Software decidió actualizar su libro sobre cómo construir CMDBs para reflejar los cambios de la nueva versión que, como sabrán quienes conozcan la biblioteca ITIL, van más allá de una simple actualización y suponen un enfoque radicalmente distinto al de la versión anterior. La nueva edición del libro, en la que Malcolm Fry ya no figura como autor sino como un simple colaborador, está también disponible en el sitio de BMC Software, bajo el título “Step-by-Step Guide to Building a CMDB”. Es posible solicitar una copia del libro, de forma gratuita.

Esta nueva edición de la obra está dividida en cinco grandes capítulos que coinciden con las cinco fases propuestas para la creación de bases de datos de gestión de la configuración (Configuration Management Database, CMDB), al igual que la edición anterior. La CMDB como un proyecto en sí mismo, que requiere la misma atención que la implantación de cualquier gran sistema empresarial y que debe contar con los mismos ingredientes (equipo, sponsorship, herramientas, planificación, etc.) es el enfoque de proyecto propuesto.

Gracias al contenido de este libro, cualquier organización que vaya a comenzar a recorrer el largo camino de ITIL contará con las directrices esenciales para componer su CMDB, elemento de suma importancia dentro del CMS (Configuration Management System). Igual que ocurría con la primera edición, el libro sorprende por su neutralidad, a pesar de estar publicado por una empresa que tiene mucho que ofrecer en lo que a herramientas orientadas a ITIL se refiere.

® ITIL es una marca registrada del OGC – the Office of Government Commerce (Reino Unido).

Leer The Black Swan: the impact of the highly improbable es un placer para el cerebro. En sus trescientas páginas, Nassim Nicholas Taleb analiza con minuciosidad las causas y consecuencias de una circunstancia aparentemente inocua: la dificultad que tenemos los seres humanos para identificar los eventos con escasísimas probabilidades de ocurrir o basados puramente en el azar. Nuestra percepción, limitada, y nuestra excesiva dependencia del conocimiento adquirido para realizar predicciones futuras nos convierten en presas fáciles de aquellos hechos que no encajan en nuestros patrones conocidos y manejables de pensamiento.

Recuerdo hoy este libro, de lectura imprescindible para quienes se muevan en el entorno empresarial y financiero y, desde luego, para quienes deseen profundizar en el pensamiento crítico, tras leer esta entrevista a Taleb en The McKinsey Quarterly. Ligerita, pero muy adecuada para quienes se acerquen a sus propuestas por primera vez.