Construir una CMDB paso a paso, adaptado a ITIL v3

Hace ya algún tiempo, escribí una entrada llamada “Construir una CMDB paso a paso“, en la que hablaba del libro “Step-by-Step Guide to Building a CMDB”, publicado por BMC Software.

Con la publicación de ITIL v3, la gente de BMC Software decidió actualizar su libro sobre cómo construir CMDBs para reflejar los cambios de la nueva versión que, como sabrán quienes conozcan la biblioteca ITIL, van más allá de una simple actualización y suponen un enfoque radicalmente distinto al de la versión anterior. La nueva edición del libro, en la que Malcolm Fry ya no figura como autor sino como un simple colaborador, está también disponible en el sitio de BMC Software, bajo el título “Step-by-Step Guide to Building a CMDB”. Es posible solicitar una copia del libro, de forma gratuita.

Esta nueva edición de la obra está dividida en cinco grandes capítulos que coinciden con las cinco fases propuestas para la creación de bases de datos de gestión de la configuración (Configuration Management Database, CMDB), al igual que la edición anterior. La CMDB como un proyecto en sí mismo, que requiere la misma atención que la implantación de cualquier gran sistema empresarial y que debe contar con los mismos ingredientes (equipo, sponsorship, herramientas, planificación, etc.) es el enfoque de proyecto propuesto.

Gracias al contenido de este libro, cualquier organización que vaya a comenzar a recorrer el largo camino de ITIL contará con las directrices esenciales para componer su CMDB, elemento de suma importancia dentro del CMS (Configuration Management System). Igual que ocurría con la primera edición, el libro sorprende por su neutralidad, a pesar de estar publicado por una empresa que tiene mucho que ofrecer en lo que a herramientas orientadas a ITIL se refiere.

® ITIL es una marca registrada del OGC – the Office of Government Commerce (Reino Unido).

Leer The Black Swan: the impact of the highly improbable es un placer para el cerebro. En sus trescientas páginas, Nassim Nicholas Taleb analiza con minuciosidad las causas y consecuencias de una circunstancia aparentemente inocua: la dificultad que tenemos los seres humanos para identificar los eventos con escasísimas probabilidades de ocurrir o basados puramente en el azar. Nuestra percepción, limitada, y nuestra excesiva dependencia del conocimiento adquirido para realizar predicciones futuras nos convierten en presas fáciles de aquellos hechos que no encajan en nuestros patrones conocidos y manejables de pensamiento.

Recuerdo hoy este libro, de lectura imprescindible para quienes se muevan en el entorno empresarial y financiero y, desde luego, para quienes deseen profundizar en el pensamiento crítico, tras leer esta entrevista a Taleb en The McKinsey Quarterly. Ligerita, pero muy adecuada para quienes se acerquen a sus propuestas por primera vez.

Descripción de los peajes free flow

El free-flow es un tipo de peaje que permite cobrar a los usuarios de una vía sin obligarles a parar, ni a reducir su velocidad, sin elementos que obstaculizan la vía. En España, aún no tenemos ejemplos de peaje free flow pero, en otros países, es habitual.

Su nombre completo es Multi-Lane Free-Flow Tolling, que se suele abreviar MLFF y que en algunos lugares, como los Estados Unidos, es más conocido como Open Road Tolling (ORT).

Independientemente de cómo se le llame y de las particularidades de cada instalación, el peaje free-flow evita la construcción de plazas de peaje y el uso de peajistas. De ahí su nombre: peaje multicarril y de flujo libre.

La empresa en la que trabajo (actualización: trabajaba) es el líder indiscutible a nivel mundial en este tipo de peajes, con dos proyectos en marcha desde hace años en Santiago de Chile y otro, el mayor del mundo por número de transacciones diarias, a punto de abrir sus puertas en Melbourne, Australia.

Cuento todo esto porque me ha sentado fatal leer en la prensa de ayer un artículo sobre uno de nuestros competidores en el que parece que ellos han inventado todo esto y son “los que cortan el bacalao“, cuando mi empresa lleva desde el año 2000 involucrada en estos desarrollos y contamos con mucha más experiencia. Está claro que ellos tienen mejor agencia de relaciones públicas.

Sigue leyendo el artículo…

ITIL es un conjunto de buenas prácticas dedicado a la correcta gestión de servicios de tecnologías de la información, desde el diseño de esos servicios hasta su operativa diaria.

En ITIL, existe un componente fundamental, que es la llamada CMDB (configuration management database), que no es más que un depósito de información en el que no sólo se almacenan datos sobre los elementos de configuración de la empresa sino que, además, se definen y establecen las relaciones entre ellos.

Nota: existe una versión actualizada sobre este artículo sobre creación de CMDBs, adaptado a ITIL v3.

Así, la CMDB no sólo contiene información sobre, por ejemplo, las aplicaciones que tenemos desplegadas sino que, para cada una de esas aplicaciones, también puede indicar sobre qué sistema operativo se ejecuta, qué hardware controla o en qué proceso de negocio interviene. La CMDB es, por tanto, un elemento esencial dentro de ITIL, puesto que no hay proceso que no esté relacionado, en mayor o menor medida, con su contenido.

Sigue leyendo el artículo…

A lo largo de los próximos meses (¿años?), es muy posible que me enfrente a un ambicioso proyecto dentro de mi empresa: la implantación de un sistema de gestión del conocimiento que abarque a toda la compañía y que cambie radicalmente los procesos de generación, recopilación, almacenamiento y difusión de todo tipo de información, interna y externa.

Tratándose de una empresa chapada a la antigua y con un tamaño considerable, incluso aunque mi grado de involucración en el asunto está aún por determinar, no es de suponer que el asunto vaya a ser un camino de rosas.

Elementos del cambio organizativo

Aunque se trate de instaurar un sistema de gestión del conocimiento, abordo este proyecto como un proceso de cambio organizativo más que como la implantación de algo. Es sólo una diferencia de enfoque, pero creo que es importante. Durante el trabajo hecho hasta la fecha en este proyecto, los miembros del grupo de trabajo hemos plasmado en los documentos de conclusiones que hemos generado una serie de inquietudes y advertencias acerca de lo complicado que va a ser el proceso de cambio.

Sigue leyendo el artículo…