Retrato con prismáticos, por gerlos, en Flickr (3119891607), con licencia CC by-sa
Publicado en septiembre de 2013

Mirando al futuro

Si tienes un trabajo que no sea una auténtica sinecura, alimentas mínimamente tus relaciones sociales y familiares y, además, aspiras a progresar en alguna afición, lo más probable es que las 24 horas que tiene el día te sepan a poco, a muy poco.

Así estamos todos, en general. Llega un momento en que nos conformamos con conseguir ir a la compra una vez a la semana y cenar con unos amigos una noche y a eso lo llamamos “llevar una vida ordenada” y “disfrutar del tiempo libre”, respectivamente. Aunque es cierto que a más de uno le convendría quererse un poco más, no seré yo el que venga a reclamar ahora un estilo de vida basado en el hedonismo. No voy por ahí, sino por otro camino: que este día a día que llevamos la mayoría nos impide levantar la vista del camino y mirar un poco más allá. Eso es peligroso, porque el final del camino tiene la mala costumbre de llegar muy rápido y sin avisar. >> Seguir leyendo Mirando al futuro

  • Imagen: Retrato con prismáticos, por gerlos, en Flickr (3119891607), con licencia CC by-sa
Ábaco, por blaahhi, en Flickr (3597105175), con licencia CC by
Publicado en septiembre de 2013

Cómo calcular el precio de venta dado el coste y el margen deseado

Calcular el precio de venta partiendo del coste y el margen parece sencillo. Para muchos, incluso resulta evidente, a simple vista, cómo hay que hacerlo. Y, sin embargo, abundan los que plantean mal una operación tan sencilla como esta. No hablo solo de recién licenciados, no: incluyo también a más de uno que pretende hacer de consultor y se dedica incluso a dar consejos desde su blog. Aclaremos conceptos.

Carece de sentido que pretendamos calcular el ARPU, el churn rate, el CAC y otros indicadores similares si, mientras tanto, estamos perpetrando una barbaridad tan grande como calcular tu precio de venta al revés de lo debido. Para un novato en el mundo del marketing y las ventas que no haya pensado mucho sobre el tema, el primer impulso instintivo es plantear la operación de esta forma:

Precio = coste + (coste x %margen)

De forma que, si un producto nos cuesta 100 unidades y queremos venderlo con un 20% de margen, el cálculo sería:

Precio = 100 + 100 x 0,20 = 100 + 20 = 120

Suena natural, ¿verdad? Algo me cuesta 100 y quiero venderlo con un 20%, pues le sumo 20 y listo. Pues no. Veamos primero la forma correcta de hacerlo y, después, se verá con claridad por qué no es así. La manera correcta de calcular el precio de venta es: >> Seguir leyendo Cómo calcular el precio de venta dado el coste y el margen deseado

Marketing de guerrilla, por Christina A-Guerrilla, en Flickr (3294970755), con licencia CC by
Publicado en septiembre de 2013

Mitos y abusos del marketing de guerrilla

Marketing de guerrilla es uno de los mejores nombres de marca nunca inventados. Evoca todo un abanico de conceptos y sensaciones: la romántica lucha de buenos contra malos, el ingenio como herramienta para derrotar al enemigo enorme y monolítico y, sobre todo, el recurso mágico a disposición de los que no tienen otra cosa.

Sin embargo, en el marketing de guerrilla no todo es tan bonito como muchos nos lo quieren pintar. Ni todo lo que nos pintan es marketing de guerrilla. Que hay que agudizar el ingenio y no confiar sólo en el presupuesto es una obviedad, más aún en los tiempos que corren. Además, el efecto multiplicador de la (buena) creatividad está sobradamente demostrado. Ahora bien, que con acciones de guerrilla vas a alcanzar tremendos resultados sin invertir un duro es un engaño, porque no es algo que puedas afirmar con certeza y porque el apalancamiento conseguido con estas acciones no suele ser tan grande, salvo ruidosas excepciones. Muchas veces, el engaño viene de fuera, de quien te quiere vender la moto de sus servicios y sus fórmulas mágicas. Muchas otras veces, nos engañamos a nosotros mismos. >> Seguir leyendo Mitos y abusos del marketing de guerrilla

Cintas de copia de seguridad, por vitamindave, en Flickr (4267115185), con licencia CC by-sa
Publicado en agosto de 2013

Seguridad de los datos de marketing

En un entorno en el que las decisiones sobre tecnología están basculando desde el departamento de sistemas hacia el de marketing, cabe preguntarse si la información que se genera en esa área está convenientemente protegida.

Recientemente, he tenido la oportunidad de comprobar, de manera muy cercana, los múltiples problemas a los que se enfrenta un usuario cualquiera para proteger sus datos, incluso cuando mantiene una buena política de copia de seguridad. El iPhone de mi mujer dejó de funcionar estando de viaje en el extranjero: cuando no tienes cerca tu ordenador y las wifis a las que tienes acceso no son más que conexiones gratuitas, lentas y poco fiables, copiar o restaurar casi 7GB de información se convierte en tarea imposible. Un claro ejemplo de cómo incluso a la mejor política sobre el papel se le encuentran puntos débiles en cuanto se la expone a la más diversa realidad.

Todo esto me ha llevado a pensar en el gran tema que afecta a los directivos de marketing de la actualidad: como ya dije hace unas semanas, el director de marketing es cada día más un decisor y gestor de tecnología. Si bien todos reconocemos que resulta esencial que el CMO se coordine con la división tecnológica de su organización para optimizar decisiones y operaciones y evitar el caos, lo cierto es que esto no es posible en todos los escenarios: no son pocas las organizaciones actuales en las que ni siquiera existe un rol específico equivalente al CIO, sino que las decisiones de negocio y tecnología emanan, desde la fundación, de una misma persona. >> Seguir leyendo Seguridad de los datos de marketing

El origen del término "brand", por Derek Gavey, en Flickr (5990712328), con licencia CC by
Publicado en agosto de 2013

12 pensamientos sobre las marcas B2B

En un entorno en el que la mayoría aún confunde “marca” con “logotipo”, no debería extrañarnos que abunden los negocios B2B que no prestan la debida atención a sus esfuerzos de branding. Desgraciadamente, esto ni siquiera es una cuestión de “PYME vs. gran empresa”, pues son muchas las organizaciones de tamaño considerable que ignoran los beneficios que se pueden desprender de una marca sólida, coherente y diferencial.

Una marca B2B debe ser capaz de representar y de reunir todos los elementos que conforman la organización y, al mismo tiempo, ha de demostrar por qué el resultado de sumar todos esos elementos es único, distinto y preferible por encima del resto de jugadores del mercado. Lograr esos dos objetivos no es sencillo ni rápido, pero las dificultades no deben impedirnos comenzar a andar el camino: los beneficios de contar con una marca sólida y coherente se dejan ver tanto en nuestra relación con el mercado como con otros stakeholders, como nuestros propios empleados. >> Seguir leyendo 12 pensamientos sobre las marcas B2B

Artículos más recientes
Artículos anteriores